Traducción: cómo especializarse

05 Oct

Traducción: cómo especializarse

¿A qué nos referimos cuando en la industria de la traducción hablamos de especializarse? Nos referimos, desde luego, a los traductores que a la hora de ofrecer servicios de traducción, se enfocan en una o varias áreas específicas de conocimiento o de mercado o en determinado tipo de documentos. Por tal motivo son llamados “traductores especializados”. Así pues, hay traductores especializados en medicina, en ingeniería, en documentos jurídicos o legales, en subtitulado audiovisual, en literatura, en manuales técnicos, en localización o videojuegos, etc. Aunque ha sido criticado el uso descuidado que en la industria de la traducción muchas veces se le da al término “especialización”, la gran mayoría de traductores coincide en que es necesario especializarse.

 

Pero, ¿por qué especializarse?

Esta necesidad surge de la gran competitividad del mercado actual, así como de la vastedad del conocimiento en el mundo moderno, donde los estudios son cada vez más especializados. Un traductor tendrá mayores posibilidades de conseguir empleo y podrá a menudo cobrar mayores tarifas, si en vez de trabajar como traductor generalista, se haya especializado en algunos temas. Al tener un buen conocimiento de un área, será más eficiente al traducir dentro de ella, pues no tendrá que dedicar muchas horas a investigar sobre algo que no conoce. Además, podrá traducir con precisión, sin cometer errores por falta de comprensión, y hará trabajos de mayor calidad.

 

Cómo elegir una especialización

Elegir especialización puede ser difícil. Ofrecemos a continuación algunos consejos que tal vez te sirvan de ayuda.

  • Intenta descubrir qué tiene demanda, qué ofrece más oportunidades de trabajo o qué vendería. Puede ser que haya mucha demanda en la traducción de textos informáticos, entonces podrías considerar esta como una buena opción. Por otra parte, en el área de la moda puede ser que haya mucha oferta pero no tanta demanda. Entonces querrás evitar especializarte en ese campo. No obstante, a veces puede ser más útil y dar más beneficios especializarse en algo muy específico para lo que probablemente haya poca oferta, como quizá la industria del gas o de la pesca.
  • Elige algo que te interese o te guste. Puedes considerar algún pasatiempo que tengas, como los deportes o el cine. Si eliges algo sobre lo que te aburra leer, tu trabajo se volverá mucho más tedioso.
  • Idealmente, intenta encontrar un equilibrio entre lo que te interesa y lo que prometa ganancias.
  • Considera especializarte en áreas en las que hayas trabajado antes, ya sea porque tuviste que traducir textos relacionados con cierto tema, o porque realizaste trabajos ajenos a la traducción.
  • Además, si has estudiado una carrera distinta a la traducción, como medicina o artes, sería una buena idea especializarse en ese campo.

 

Cómo especializarse en el área elegida

Veamos ahora algunos consejos y recomendaciones para especializarse:

  • Como señalamos arriba, si has realizado estudios en otra carrera, dichos estudios serán un excelente comienzo para especializarse en ellos como traductor. No obstante, muchas veces el traductor no tiene esta ventaja.
  • Investiga y lee todo lo que puedas sobre el área que hayas elegido. Investiga en libros y en internet. Mantente al día leyendo las últimas publicaciones o viendo las últimas noticias sobre tu área. Puedes considerar suscribirte a una revista.
  • Inscríbete en cursos relacionados con tu campo de interés. Puede ser un curso ofrecido en una universidad o un curso en línea. Puedes también asistir a talleres o a ponencias. Internet ofrece muchas oportunidades para ampliar tus conocimientos. Dos excelentes plataformas para ver cursos en línea son Coursera y Udemy. Una buena plataforma que ofrece cursos exclusivamente en español es Miriada X. En Aula SIC podrás conseguir cursos que aunque son caros, están pensados específicamente para la especialización de traductores.
  • Intenta hallar recursos y herramientas, ya sean impresos o digitales, que te ayuden a emplear con acierto la terminología específica del área elegida. Estos pueden ser diccionarios, corpus especializados, páginas Web o software dedicado a mejorar la consistencia de tu traducción.

 

Esperamos que esta información te sea de utilidad. Especializarse en traducción es una aventura que hay que afrontar sin miedo. Ten en mente que en el viaje te esperan recompensas y tesoros escondidos.

 

 

Concepto y corrección: Juan Pablo Sans

Redacción: Antonio Escalante

Escribe un comentario